¿Quién es Renato Portal?

Soy una persona común y como cualquier otra, nacido en Lima-Perú pero a la vez ciudadano del universo, que desarrolla, investiga y experimenta el campo de la comunicación extra sensorial sin límites de distancia o también denominada percepción extrasensorial o “visión remota”, proceso a través del cual podemos obtener información con solo entrar en sintonia o sincronicidad con personas, lugares, cosas o cualquier evento calificado como pasado, presente y/o futuro, denominación que el propio ser humano ha creado para intentar situar y encajar lo que también denomina “tiempo” y “espacio”.

Este tipo de visión más allá de los sentidos comúnmente utilizados por el ser humano, es una herramienta que utilizo para indagar y obtener testimonios o pruebas sobre temas excepcionales, los mismos que por carecer de información específica (o negada por alguna razón), terminan por obstaculizar la resolución inmediata de un suceso o su exitosa conclusión, por lo que este tipo de comunicación es vital para eventos o situaciones en los que la carencia de datos o información, representan una urgencia tal que puede encontrarse afectando la vida de una o más personas, no teniéndose límites para acceder a obtener una apreciación integral y/o específica del “blanco objetivo” deseado y del cual se desea conocer; a la vez, esta facultad está ayudando especialmente en la búsqueda y localización de personas desaparecidas, las mismas que no pueden ser halladas por sus familiares por una serie de razones, pero principalmente porque su desaparición fue tan fortuita e inesperada que no se les puede ubicar, indistintamente si se encuentran estas vivas o fallecidas; adicionalmente, la canalización de esta información obtenida a través de este proceso, proveerá información sobre próximos desastres o eventos naturales a los cuales deberemos dar importancia, pero no para incrementar el temor por su ocurrencia, sino por el contrario, para prevenir y unirnos en oración para revertir estos probables acontecimientos, tengamos en cuenta que los cambios que viene sufriendo el planeta y nosotros junto con él ya comenzaron, merece que estos sean enfrentados con una nueva visión de consciencia, la misma que debe estar impregnada de completo AMOR AL PRÓJIMO, elemento vital para estos nuevos tiempos, cuya esencia nos demostrará finalmente el motivo de nuestra verdadera razón de existir.

Deseo aclarar de manera enfática que la obtención de información a través de este medio está muy al margen de lo esotérico, “brujístico”, mítico, profético, superficial o misterioso, de igual forma de la adivinación, vaticinio, augurio o presagio, no hay necesidad de utilizar oráculo alguno para obtener la información que estemos buscando, la realidad es otra muy diferente y cada vez más cercana al ser humano, no en vano iremos comprendiendo progresivamente que todos nosotros, sin distinción alguna, podemos alcanzar niveles de consciencia superior que nos permiten acceder a la inagotable información que el universo nos provee, acceso que si debería guardar concordancia con fines ejemplares y de beneficio para nuestro prójimo, para que este se haga evidente y la calidad o volumen de información a obtener vaya de manera proporcional con esa intensión.

La experiencia obtenida por un lado, durante mas de 25 años como Oficial de la Marina de Guerra del Perú en el campo de la Inteligencia, Seguridad Nacional y Seguridad Privada, me ha permitido comprobar que la obtención de información a través de este medio es completamente factible, posible, viable y accesible; mientras que por otro lado, en la faceta de ser humano común y corriente, me he demostrado a mi mismo que a través de la mediumnidad o visión remota puedo obtener información que beneficie a mi prójimo en muchos aspectos, los mismos que pueden ser traducidos por ejemplo en acciones orientadas a la sanación de personas, ayuda y/o servicio variado, o cualquier otro propósito benefactor que se desarrolle con toda seriedad, sentido común, interés y honestidad de consciencia.

El Universo y sus inquebrantables leyes hacen posible que la obtención de información no posea límites en cuanto a tiempo o espacio, vivimos en una especie de “matrix” en la que cada uno de nosotros es parte y copartícipe de ella, de allí a que podamos “conectarnos” con este sistema universal en el momento que deseemos, el concepto es tan sencillo que por ello le restamos importancia, ya que el ser humano prefiere otorgarle mayor valor a lo que posee una alucinada y amplia explicación científica; sin embargo, no debemos restarle el alcance que podamos obtener a través de este medio, así como a que elemento de esta “matrix” podamos contactar, usted mi querido lector es libre de darle la denominación o alcance que desee darle, ya sea este espiritual, religioso, paranormal, extraterrestre o mágico, cada uno de nosotros tiene su propia cosmovisión del universo y nadie está errado en cuanto a ella, solo son diferentes percepciones, ni mejores ni peores que otras, tan solo diferentes y perfectamente válidas para quien las emite, escoja usted la que satisfaga su intuición y forma de pensar, el libre albedrío es también potestad de cada uno de los seres que habitamos este colosal universo, motivo por el cual la verdad de las cosas tiene varias facetas y opiniones, hasta hoy no conozco a ninguna persona que posea la “verdadera verdad” de las cosas y creo que en la presente existencia tampoco me toparé con ella, así que haga valer su propio sentir o aceptación frente al tema; … usted tiene la última palabra.

WhatsApp
Llama ahora